L O A D I N G
blog banner

El caso contra un empresario de EE UU en Rusia preocupa a los inversores extranjeros | Internacional

El caso contra un empresario de EE UU en Rusia preocupa a los inversores extranjeros | Internacional

El Foro de San Petersburgo, que en la época previa a las sanciones occidentales era un evento casi comparable al Foro de Davos, parece en las últimas ediciones algo deslucido. La inversión extranjera en Rusia se ha desplomado desde los 28.600 millones de dólares (23.700 millones de euros) en 2017 a 8.800 millones el año pasado, según datos del Banco Central. Un costalazo provocado por las relaciones cada vez más agrias entre Occidente y Moscú y a que no ayuda el ambiente de inseguridad para invertir en Rusia que se percibe tras el arresto hace unos meses de un destacado inversor estadounidense por una disputa comercial.

El empresario Michael Calvey, uno de los inversores extranjeros más antiguos y afianzados y fundador del banco de inversiones Baring Vostok, fue detenido junto a otros socios a principios de este año y acusado de fraude en un proceso judicial tras el que muchos ven el intento de otro accionista por hacerse con el control de la compañía. El caso sobrevuela irremediablemente estos días las reuniones de San Petersburgo, pese al empuje de China como invitado de honor, cuya numerosísima delegación tendrá unas 10.000 personas, entre funcionarios, empresarios y expertos. El embajador de EE UU en Moscú, Jon Hunstman, que otros años había alentado a acudir al Foro, este año ha decidido boicotearlo.

“El caso de Calvey atrajo mucha atención de los inversores extranjeros y rusos y afecta al clima de los negocios en Rusia”, lamentaba hace unos días el Defensor de los Derechos de los Empresarios, Boris Titov, en una entrevista en su despacho de Moscú. Para Titov, nombrado por el Kremlin, este es un conflicto “puramente corporativo”, una “disputa civil que debería haberse resuelto mediante los sistemas de arbitraje pero que de manera irracional se inició como un caso penal”, señala. «Es un conflicto corporativo entre dos compañías que unieron a los dos bancos y, aunque los bancos son rusos, las compañías están en los paraísos fiscales».

Reconoce que hay “miedo y preocupación” entre la comunidad de inversores extranjeros. «No sabían que existía tal amenaza. Para ellos, este es un factor serio ahora que analizan», dice Titov, que fue candidato a las elecciones presidenciales de marzo en las que Putin arrasó.“Calvey siempre fue uno de los referentes de esa comunidad de expatriados y siempre estuvo a favor de invertir en Rusia”, comenta. El estadounidense estuvo en el germen de Yandex, por ejemplo, el gigante tecnológico ruso.

Titov no cree, sin embargo, que el proceso contra Calvey haya provocado, de momento, la salida de compañías extranjeras. “Las mayores consecuencias probablemente las han causado las sanciones, que casi anularon la inversión extranjera. Las compañías tienen miedo, incluso si no hay una prohibición directa, y prefieren hoy por hoy, no considerar proyectos relacionados con Rusia”, incide.

El jefe de la Cámara de Cuentas, Alexei Kudrin, cree que el caso de Calvey es un “shock para la economía”. Kudrin, exministro de Finanzas, sostuvo este jueves en el Foro de San Petersburgo que puede además derivar en más salidas de capitales extranjeros de Rusia. Algo que para Vladímir Putin no es “ninguna tragedia”. El superávit comercial del país “lo compensa en exceso”, aseguró en un encuentro con presidentes de las principales agencias de noticias globales en los márgenes del Foro. Pero Rusia necesita esa inversión si quiere cumplir con sus objetivos.

Se ve en el Foro, cuyo ecosistema ha ido cambiando con los años. En esta edición se esperan unos 10.000 invitados chinos. Los visitantes occidentales de alto nivel se han ido cayendo progresivamente de un plantel que otros años incluyó a la directora del FMI, Christine Lagarde, o al francés Emmanuel Macron. Putin y Xi hablarán junto a Antonio Guterres, el secretario general de la ONU, así como a los líderes de Armenia, Bulgaria y Eslovaquia.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo esta semana que espera que “todos esos caballeros sean liberados”. “Obviamente me gustaría ver a Michael [Calvey] entre los participantes del Foro de San Petersburgo”, dijo. De momento, no parece factible.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *